Entrevista a los miembros de Curandog: Terapias con Animales

Entrevista a los miembros de Curandog: Terapias con Animales

Como dice el refranero español, lo prometido es deuda, y aquí tenéis la prometida entrevista con las terapeutas de Curandog, especialistas en las Intervenciones Asistidas por Animales de las que ya os hablamos en un artículo anterior.


Comencemos, si os parece bien contándonos algo sobre vosotras:

¿Qué formación tenéis?

El equipo de CuranDOG está formado por Rocío Calle  y Laura de Nicolás, ambas licenciadas en Psicología, Máster en Intervención Social y Máster en Terapia Asistida por Perros. Desde CuranDOG apostamos por la formación y la especialización de nuestros profesionales en el ámbito de la salud y las intervenciones asistidas por animales.

¿Ya desde niñas pensabais dedicaros a esto?

Desde niñas hemos estado muy interesadas en el mundo animal, aunque no fue hasta la época universitaria cuando conocimos este tipo de intervenciones y vimos la posibilidad de aunar nuestras dos grandes pasiones: la psicología y los animales.

¿Cómo descubristeis las ventajas de las intervenciones asistidas por animales?

Primero desde nuestra propia experiencia vital, dado que siempre hemos estado rodeadas y convivido con animales y hemos podido vivir de primera mano los beneficios emocionales y sociales que todos ellos nos han aportado.

Antes de nuestra especialización universitaria, realizamos diferentes cursos en los que pudimos descubrir los beneficios de estas intervenciones contados por otros profesionales.

Por último, en la universidad pudimos contrastar estas experiencias con estudios científicos que lo avalan.

¿Cuándo decidístesis aplicarlas profesionalmente?

Desde que descubrimos el mundo de las IAA decidimos que éste seria nuestro futuro profesional.

Habladnos un poco de cómo es vuestro día a día aplicando las IAA.

Una vez que hemos conocidos las características del colectivo con el que vamos a trabajar, nuestro día a día consiste en:

1. Diseño de la sesión: consiste en establecer los objetivos que nos proponemos en la sesión, estableciendo las actividades que nos permitirán alcanzarlos. También en esta fase se determinan los materiales que se van a emplear.

2. Elaboración de materiales: creamos y adaptamos todos los materiales con los que trabajamos.

3. Entrenamiento de las habilidades caninas específicas para cada sesión.

4. Desarrollo de la sesión.

5. Registro basado en la observación de la sesión.

6.Evaluación de resultados.

¿Cómo conocísteis a los miembros perrunos de vuestro equipo, Nala y Lía?

Lía: conocimos a Lía gracias a un profesor del Máster en Terapia Asistida por Perros. Quien había tenido una camada de Golden Retriever y nos aconsejó a Lía por su carácter. Es por ello que decidimos bajar a Sevilla y que formara parte de nuestro equipo. Cuando llegamos, vimos a una Golden de 11 meses muy cariñosa y sensible que nos enamoró desde el primer momento.

Nala: dado que ya contábamos con un Golden de pelo largo en el equipo, buscamos un perro de características similares pero con pelo corto. Es por ello que encontramos una camada de Labradores en Alicante y no dudamos en ponernos en camino para conocerlos. Allí conocimos a Nala, un cachorro de Labrador que nos conquistó desde el primer momento.

Circuito psicomotriz asistido por animales

Vayamos ahora a aspectos más técnicos:

¿Cuáles son desde vuestro punto de vista las principales ventajas de las IAA?

Las IAA proporcionan beneficios en todos los niveles de actuación de las personas: a nivel emocional, físico, sensorial, cognitivo y social. Esto se debe a que los perros, que son básicamente los animales con los que actualmente trabajamos, son un estímulo multisensorial que activa y estimula gran parte de nuestros sentidos. Las actividades que desarrollamos con nuestros chicos implican que tengan que trabajar en equipo, desarrollen estrategias, tengan contacto directo con el perro, matengan la atención durante la tarea... Todo esto utilizando al perro como "excusa" para trabajar. Por lo que uno de los grandes secretos de las IAA es que estamos trabajando muchísimas habilidades con los usuarios (memoria, atención, coordinación, psicomotricidad...) sin que ellos se den cuenta, no parece que estemos trabajando. El perro supone un elemento distinto y motivador durante las sesiones que crea un ambiente distendido a pesar de terapéutico.

¿Qué colectivos se pueden beneficiar en mayor medida de la IAA?

Son muchos los colectivos que pueden verse beneficiados por las IAA, entre ellos se encuentra la Tercera Edad, discapacidad, salud mental, Autismo, TGD, violencia de genero....

Para cada colectivo se establece unos objetivos terapéuticos concretos, adaptados a sus necesidades.

¿Podríais decirnos algunos de estos objetivos terapéuticos concretos? Es decir, ¿qué objetivos se alcanzan utilizando este tipo de terapias en personas aquejadas de depresión o víctimas de violencia de género? Por poner un par de ejemplos.

Los objetivos terapéuticos que nos planteamos a la hora de planificar las sesiones, vienen determinadas además de por el colectivo con el que vamos a trabajar, por la persona, es decir, previamente tenemos que conocer las necesidades de la persona para saber qué objetivos nos vamos a plantear.

En el caso de una persona con depresión uno de los aspectos que pueden verse afectos es el de autocuidado, es decir, pierden la motivación por salir “arreglados” de casa. Por ello este puede ser uno de los objetivos que nos planteásemos trabajar durante las sesiones de IAA. Mediante el cuidado del perro podemos trabajar, de forma transversal, el cuidado a sí mismo.

En referencia a las mujeres víctimas de violencia de género, uno de los objetivos principales a trabajar es la autoestima, algo que puede verse mejorado con el trabajo con los animales.

En este tipo de actividades, ¿los perros experimentan algún tipo de sufrimiento, cansancio, etc.o, por contra, también obtienen algunos beneficios como los humanos a los que atienden?

Durante las sesiones de IAA es fundamental que el técnico, que es la persona responsable del perro, atienda a las necesidades y estado del perro, dado que en determinados momentos se pueden producir estados de estrés en el animal. Ante eso, el técnico tiene que conocer al perro para saber cuando es necesario que el animal salga momentáneamente de la sesión, además de tratar de reducir dicho estrés.

Una de las máximas de CuranDOG es el bienestar animal de nuestros coterapeutas.

¿Qué razas de perros, tamaño, etc. son las más indicadas para este tipo de intervenciones? ¿qué edad?

No hay una raza determinada para el desarrollo de las IAA, lo importante es el carácter del perro. Éste tiene que ser sociable con las personas y con otros perros y por supuesto, cero agresividad.

En cuanto al tamaño,los perros grandes permiten el desarrollo de unas actividades, mientras que los pequeños permiten el desarrollo de otras, es decir, lo importante es que el profesional de las IAA sepa adaptar las actividades a las características de nuestro perro y las necesidades del colectivo en cuestión.

¿Existen algún tipo de subvención o ayuda estatal para este tipo de terapias?

Actualmente en España desconocemos la existencia de subvenciones para las IAA. Las IAA son un tipo de terapias muy innovadoras y que apenas se están empezando a abrir camino en nuestro país. Sin embargo, consideramos que sería muy apropiado que existieran este tipo de ayudas ya que, primordialmente, trabajamos con colectivos en riesgo de exclusión social que muchas veces no disponen de recursos económicos para costearse estas terapias que tanto necesitan.

¿Cómo acceden a CuranDOG personas indicadas para estas intervenciones?

Normalmente es nuestro equipo quien contacta con centros para ofrecer nuestros servicios de IAA. El boca a boca es una herramienta fundamental para darnos a conocer, de hecho, cuando un centro conoce de primera mano cómo funcionan las IAA y los resultados que se obtienen tenemos la llave abierta para otros centros con los que trabajen en red.

Terapia Asistida por Animales

Hablemos ahora un poquito de los animales:

Sin duda ninguna la ayuda que los animales proporcionan a los seres humanos en diversas áreas: perros policía, rescate, perros guía de invidentes, etc. es de los temas más fascinantes para los amantes de los animales. ¿pensáis que labores como la vuestra están suficientemente generalizadas y conocidas por el gran público como para que la sociedad pueda sacar el máximo beneficio a esta modalidad terapéutica?

Hoy en día, el mundo de las IAA en España apenas está empezando a crear camino. En otros países como EEUU o el norte de Europa es un ámbito de intervención mucho más difundido y extendido. Sin embargo, en España apenas se están empezando a conocer los beneficios reales que tienen las IAA. Muchas personas saben que el hecho de convivir con animales es beneficioso y agradable; sin embargo, a nivel científico hay una serie de estudios que ponen de manifiesto que los animales producen, entre otros, beneficios demostrables en los niveles de presión arterial o sociabilidad de estas personas.

¿Qué tipo de adiestramiento o educación es más apropiado para el perro y, en general, para cualquier animal gregario: el basado en recompensa sin castigo, o el basado en “el líder de la manada” o tal vez, una mezcla de ambos?

Nosotras te podemos hablar desde nuestra experiencia, que es el adiestramiento de perros de terapia. Como ya hemos comentado anteriormente, los perros de terapia no requieren un adiestramiento específico, simplemente tienen que tener unas características en su comportamiento que hagan de ellos buenos compañero y 100% fiables y predecibles en su comportamiento.

Un aspecto que es fundamental a la hora de entrenar habilidades en nuestro perros de terapia es que todo lo que se les esté enseñando tiene que ser en tono positivo y lúdico. Es fundamental que nuestros perros disfruten trabajando para reducir los síntomas de estrés durante la terapia; por ello siempre que queremos enseñar alguna habilidad a alguno de nuestros perros es mediante refuerzo positivo.

¿Cómo es el adiestramiento y formación de Nala y Lía?

Lo más importante en nuestros perros de terapia es que hayan tenido una socialización adecuada durante sus primeros meses de vida, este hecho es el que nos va a garantizar el éxito en las posteriores etapas de adiestramiento. También hemos considerado muy importante conocer a nuestros coterapeutas y darle a cada perro las actividades con las que él se encuentre a gusto durante las sesiones.

En el caso de Lía, es una perrita muy tranquila y muy orientada al refuerzo social de las personas, por lo que las actividades relacionadas con objetivos emocionales y sensoriales son sus mejores aliadas.

Sin embargo, Nala es una perrita más activa y dinámica. Con la que se ha seguido un tipo de adiestramiento más metódico de forma que tenga el "chip" en la cabeza de querer aprender cosas nuevas y estar predispuesta para el trabajo. Es muy buena realizando actividades de estimulación cognitiva y circuitos de psicomotricidad.

Desde nuestra opinión creemos que el éxito de nuestras intervenciones está en tener dos coterapeutas que se combinan a la perfección y el conocimiento que las guías tenemos de cada una de ellas.


Y esta fue toda la conversación que mantuvimos con ellas sobre este tema que realmente nos parece apasionante. Si tenéis cualquier duda o queréis hacerles llegar alguna consulta o sugerencias no dudéis en dejar vuestro comentario.

Créditos imagen: http://www.quieroamiperro.com

Artículos relacionados:

¿Qué son las Intervenciones Asistidas por Animales (IAA)?

Primer festival de la adopción y la educación animal de Leganés

2do Festival de la Adopción y la Educación Animal Leganés

Entrevista a la Protectora PDAE y Cruces - Parte 1

Cómo pasear correctamente al perro

Puntúa este artículo:

VOTOS: 5 MEDIA: 5

VISUALIZACIONES: 2742

Commentarios