El correcto descanso de nuestros perros

El correcto descanso de nuestros perros

Cuando comenzamos a compartir nuestra vida con un perro siempre solemos informarnos, o al menos así debería ser, del calendario de vacunación, de las enfermedades y parásitos que suelen afectarles, etc. y sin embargo, solemos poner menos hincapié en el descanso del animal.

Al igual que los seres humanos y la mayoría de los mamíferos los perros necesitan de un ejercicio constante: es recomendable un paseo diario de al menos media hora pero, dependiendo del tamaño del perro, este paseo diario habrá de ser de hasta hora y media o dos horas (perros de caza o tiro de más de 30 kilos).

Después del ejercicio, hemos de tener muy presente su descanso. Es conveniente para los perros tener sus propias camas, su propio lugar de reposo, su propio “madriguera” en la que encontrarse seguro.

En caso de que vayamos a viajar frecuentemente con el perro y para acostumbrarle al coche o a cualquier medio de transporte, es buena idea acostumbrar al perro a que su “madriguera” sea el transportín poniéndole su colchón en el interior del mismo para que lo perciba como algo cotidiano y no se sienta encerrado o preso cuando necesitemos llevarlo seguro en algún viaje.

También hemos de tener claro desde un principio dónde vamos a querer que el perro duerma, si vamos a dejarle tumbarse en el sofá o en nuestra propia cama. Si no queremos que eso ocurra hemos de mantenernos firmes y desde el principio, sin ceder nunca, no dejarles en ningún momento subirse al sofá o a la cama. En realidad, no hay ningún inconveniente, si así lo queremos, insistimos, si así lo queremos que duerman en el sofá o en nuestra coma pero, repetimos siempre y cuando sea porque nosotros queramos y se lo permitamos.

Por último, es importante que el perro no descanse en una posición por encima de nosotros por una cuestión de jerarquía: en la manadas se lobos y de otros cánidos, el macho alfa, el líder de la manada descansa siempre en una posición más elevada que el resto de los integrantes.

Créditos imagen: rodentia.es

Artículos relacionados:

Cómo tienes que entrenar a tu perro

El juego en los perros

Viajar con perro en España

Los cambios de apetito en el perro

Las emociones en los perros: ¿realidad o humanización?

Puntúa este artículo:

VOTOS: 1 MEDIA: 5

VISUALIZACIONES: 1265

Commentarios