Cómo alimentar adecuadamente a un cachorro

Cómo alimentar adecuadamente a un cachorro

Cuando un cachorro llega a casa al principio todo es alegría: ¡Ay, qué mono!”, “¡Mira, es como un muñeco!”. Pero, a veces, demasiadas veces, ese muñeco, ese ser tan mono, con el tiempo se vuelve un poco incordioso, una fuente de problemas y discusiones y acaba siendo abandonado. Por ello, es muy importante que antes de adquirir un cachorro nos informemos bien de las obligaciones y responsabilidades que su tenencia acarrea.

Si una vez que hemos estudiado bien lo que la presencia de un cachorro en nuestro hogar hemos decidido que queremos tener uno, lo primero que hemos de tener en cuenta es la edad.

Si el cachorro es de una perra que sea nuestra, hemos de saber que no hemos de separarlo de madre por lo menos hasta los primeros cuarenta y cinco (45) días. Cuando tengan ya en torno a tres – cuatro semanas de vida comenzaremos a darles papillas para, a partir de la quinta o sexta semana, pasar a ser su alimento principal y la leche materna sea un alimento complementario.

La papilla se la dispensaremos cogiendo pequeñas cantidades con los dedos y acerándoselos a la boca: no le introduciremos el alimento en el interior de la boca ya que podrían ahogarse.

A partir de las seis u ocho semanas de vida iremos añadiendo paulatinamente alimento procesado, por lo que será muy importante que sepamos elegir un pienso de calidad para nuestro cachorro. A esa edad ya debería tener los dientes de leche y podrá comer y masticar alimentos. También habremos de estudiar con detenimiento la conveniencia de la utilización de piensos semi-húmedos y latas de carne y paté a la hora de decidir sobre la alimentación idónea para nuestro cachorro.

Hemos de tener muy presente la raza del perro y su tamaño, escogiendo un pienso con la bola pequeña y blandita, especialmente cuando se trate de un perro de raza pequeña. Es preferible adquirir un pienso específico para cachorros y de categoría premium ya que será un alimento especialmente diseñado para perros en sus primeros meses de vida y tenga los nutrientes balanceados según las necesidades de esta etapa.

Además, estos piensos de gama alta tendrán una mayor cantidad de proteínas de origen animal de alta calidad.

Respecto a las raciones que hemos de proporcionar al cachorro seguiremos a rajatabla la cantidad de alimento que marca el envase del producto o la recomendación de nuestro veterinario. Si el pienso, tal y como hemos comentado antes es de alta gama, las raciones es posible que sean sensiblemente inferiores a las de otros piensos de gamas inferiores.

Respecto a las marcas, que a menudo nos preguntáis, mencionaremos como las que más nos gustan: the taste of the wild, orijen, acana o imagine, entre otras.

Por último, mencionaremos que no es recomendable alimentar al cachorro, ni a ningún perro en general, con alimento casero ya que, en primer lugar no podremos balancear sus nutrientes según sus requerimientos, siendo éstos muy diferentes a los de los humanos.

Además, es muy fácil que el perro, el cachorro en este caso, se acostumbre a sabores más intensos y condimentados de la comida humana y luego será muy difícil hacerle comer el alimento indicado para ellos.

En ningún caso, como ya hemos mencionado en algún otro artículo, daremos huesos a los perros, ya que pueden astillarse y dañarle el aparato digestivo. También puedes consultar en este artículo una lista de alimentos prohibidos.

Créditos imagen: https:

Artículos relacionados:

La adolescencia en los perros

¿Qué adoptar?¿Un cachorro o un perro adulto?

No restregar el hocico del cachorro sobre su propio pis

Los cambios de apetito en el perro

Cómo evitar que el perro muerda zapatos y otros objetos

Puntúa este artículo:

VOTOS: 0 MEDIA: 0

VISUALIZACIONES: 159

Commentarios