Basauri se moviliza contra el envenenador de perros

Basauri se moviliza contra el envenenador de perros

Algo que frecuentemente ocurre en nuestras ciudades y pueblos y que es realmente difícil de concebir tiene movilizada a la localidad vasca de Basauri. Estamos hablado de personas, auténticos desalmados, que se dedican a envenenar a los perros de sus vecinos.

Dicho individuo actúa en la zona de la calle León y la plaza de Solobarria de la citada localidad dejando al alcance de perros (y niños) trozos de carne con alfileres en su interior. De este modo, al ingerir el perro el bocado sufre una muerte lenta y dolorosa al perforársele el estómago y los intestinos por los objetos punzantes.

Estos casos no sólo se han dado en Basauri, por desgracia es muy común a lo largo de nuestra geografía encontrar individuos que se encargar de preparar y distribuir estas trampas mortales para los caninos, aunque a veces, las víctimas no son sólo los perros: también hay casos de niños pequeños que han ingerido o se han llevado a la boca alguna de estas trampas con las consiguientes lesiones producidas. No olvidemos que estas personas actúan en parques y paseos por donde suelen estar los perros, pero también las familias con niños pequeños.

Basauri salta ahora a los medios porque ha formado patrullas ciudadanas coordinadas para dar con el desalmado del cual sospechan es un vecino de la misma calle de León que, parecer ser, a veces ha arrojado la carne con alfileres desde su propia ventana y balcón.

Argumentan los vecinos que la motivación de dicho individuo podría ser una reciente reforma que ha realizado el ayuntamiento con un aumento y acondicionamiento de zonas verdes y que, en opinión del sujeto, debería estar libre de perros para una mejor conservación.

El caso ya ha recibido la correspondiente denuncia penal por parte de la asociación animalista Pro Vida Animal y está en manos tanto de la policía local como de la ertzaintza.

Como hemos comentado en otro artículo causar la muerte a un animal doméstico está castigado según el artículo 337 del código penal con penas de hasta 3 años de prisión y 6.000 euros de multa.

Los vecinos han puesto en conocimiento del agresor lo grave de su conducta y la pena a la que se expone mediante la colocación de carteles en su zona de influencia.

Créditos imagen: http://1.bp.blogspot.com

Artículos relacionados:

La Protectora de Animales de León realiza más adopciones que ingresos

Reciclar a cambio de comida para perros abandonados

Calendario de vacunación en los perros

Lucha contra el maltrato animal

Paremos el Festival Yulin

Puntúa este artículo:

VOTOS: 1 MEDIA: 5

VISUALIZACIONES: 1904

Commentarios